“En Chile hay aire nuevo”

MirandaL’Ombelico del Mondo, noticiero internacional de Radionauta FM, dialogó con Roxana Miranda, candidata a la presidencia de Chile por el Partido Igualdad en las elecciones del próximo 17 de noviembre.

Luego de las conmemoraciones por un nuevo aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, Chile entró de lleno en el clima pre-electoral. En las presidenciales del 17 de noviembre se elegirá el proyecto político que gobernará el país a partir del 2014.

Mientras los medios internacionales hablan de un triunfo asegurado para la ex presidenta Michelle Bachelet -que se presenta con una coalición de centro izquierda que reemplaza la llamada Concertación con la cual gobernó hasta 2010-, y trazan perfiles de su principal contrincante de derecha, Evelyn Matthei Fornet -hija de un ex general pinochetista y favorita del actual presidente Piñera-, Radionauta entrevistó la candidata de la izquierda independiente. Roxana Miranda es la dirigente social que se presenta por el Partido Igualdad, compuesto por movimientos estudiantiles, indígenas, sindicales y de derechos humanos.

– ¿Cómo vivieron ustedes las conmemoraciones de los 40 años del golpe de Estado a Allende?

Primero con una gran sorpresa, porque los medios de comunicación empezaron a difundir imágenes y materiales que tenían que eran sumamente fuertes. Imágenes que abrieron corazones y heridas que estaban más o menos cicatrizadas. Había un ambiente enrarecido en la población chilena. Ya tres semanas antes había en varios lugares carabineros y fuerzas especiales. Mientras en algunos sectores la gente conmemoraba con videos y música, en los sectores populares de donde yo provengo hubo muchísima represión hacia las poblaciones de las periferias.

-¿Cuánto de la herencia de la dictadura se juega en las próximas elecciones?

Tenemos autoridades en el gobierno, que están en lugares de poder importantes y muchos civiles cómplices que están hoy día como blancas palomas y nunca han sido encarcelados. Por eso nosotros hacíamos una crítica importante sobre todo a la Concertación que aparece ahora disfrazada de Nueva Mayoría.

Esta gente estuvo veinte años al gobierno, tuvieron la posibilidad de haber encarcelado a todos estos asesinos y cómplices y hasta ahora no lo hicieron. Hasta ahora no tenemos a ninguno de ellos con las penas que deberían haberles implementado. Y hablar de la Concertación o este gobierno de derecha es hablar exactamente de lo mismo. Tienen el apoyo político del mismo empresariado.

Están hablando incluso de asamblea constituyente. Y la asamblea de la que están hablando ellos no es la de un proceso soberano más democrático, sino de cambiar la constitución a puertas cerradas. Es decir cambiar un punto por una coma, una frase por otra, pero no hacer un proceso soberano constituyente donde nos empoderemos la totalidad de los chilenos y diseñemos una nueva constitución que nos permita recuperar los recursos naturales y entregarle dignidad al pueblo.

Yo estoy muy contenta porque en estos días nuestro pueblo ha despertado. Aquí fueron asesinados hermanos míos por sólo soñar con un Chile distinto, pero las ideas ni aquí ni en ninguna parte del mundo las van a poder asesinar. Y lo que hoy en día se está haciendo es levantar nuevamente esas ideas, con nuevos rostros y nuevas personas, pero con la misma idea de justicia social para miles de chilenos y los pobres del mundo.

-Llama la atención la presencia de algunos dirigentes sociales, especialmente estudiantiles en las listas de la centro-izquierda. ¿Cómo leen ustedes este fenómeno?

Es triste. Refleja que el valor de la palabra, lo que significaba cuando uno se comprometía, eso se ha perdido. Hay poca coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. Lamentablemente a nosotros ya nos tienen acostumbrados. Efectivamente estos dirigentes estudiantiles emblemáticos, muy posicionados mediáticamente hablaron de no transar, de no sumarle fuerzas a Bachelet y hoy aparecen de la mano con ella en todas las fotografías. Entonces eso demuestra que tenemos una sociedad enferma de poca coherencia entre lo que se dice y se hace. Eso ya está instalado en las autoridades chilenas, y es parte del desprecio que le tenemos a la clase política.

Nosotros queremos que eso vuelva a cambiar. Queremos recuperar el valor de la palabra. Cuando mi padre y mi abuelo se comprometían con algo eso era ley. Y si no cumplían su palabra era una deshonra. Y eso no ocurre hoy día. Les da lo mismo mentirle a la gente y después hacer lo que ellos quieran. Es exactamente lo que tenemos que cambiar. Tenemos que hacer que la gente vuelva a confiar en el valor de la palabra, que es esencial. Volver a recuperar los valores, la confianza quebrada también por la traición de partidos como la Democracia Cristiana, que fue cómplice de la tremenda masacre que hubo en mi país. Esta gente es responsable de la realidad que tenemos y es por la poca coherencia y consecuencia con lo que han hecho hasta ahora.

-Sin embargo hay varios movimientos sociales como el de ustedes que están empezando a debatir la posibilidad de entrar en esa disputa…

Es que es lo que hay que hacer. Es lo que ha ocurrido en Bolivia o Venezuela y nosotros esperamos que en el resto de los países siga ocurriendo. Es lo que hay que hacer y no sólo por las luchas puntuales de cada país sino para lograr esta unidad de los países de Latinoamérica. No podemos estar solos.

La buerguesía en Chile, Argentina o el país que sea es la misma. Cuando el pueblo se levante la burguesía no se va a suicidar, no nos va a entregar todo lo que nos ha robado. Nos va a dar lucha. Va a intentar aplastar cualquier alzamiento popular en cualquier país de Latinoamérica. Nosotros soñamos con una Patria Grande, donde no terminemos como Chile que hasta ahora es considerado mal vecino. Tenemos que volver a encantarnos entre hermanos, entre pueblos latinoamericanos, en una sola patria para también lograr protegernos como hermanos de lo que puede venir. Como tenemos claro eso sabemos que tenemos que prepararnos para eso, y no sólo internamente en cada país sino que también en unidad de los pueblos latinoamericanos.

-¿Qué perspectivas tienen para las próximas elecciones?

Las mejores. Por primera vez en Chile una pobladora, una dirigente social, una nunca, una nadie, de los de abajo, de los que no tenemos siquiera para el pan, de los que no tenemos tierra ni agua, de los sin dientes, de los sin casa, desde ahí se levanta esta candidatura como un hecho histórico. ¿Porqué no una pobladora presidente de la república? Es todo un hecho haber logrado legalizar un partido político y con ese partido haber presentado no solamente esta candidatura presidencial sino también diputados, senadores y consejeros regionales. Son dirigentes sociales honestos y consecuentes con lo que son.

Este es un proyecto de país más allá de esta coyuntura electoral. Un proyecto revolucionario que rescata historias e ideas. Somos los que ellos han pisoteado con sus políticas mercantiles hechas políticas públicas. Y aquí estamos con el orgullo de ser el antiguo luchador social. Y hay muchos hermanos míos que están en Argentina por distintas razones. Políticas, económicas o familiares. Quiero que se sientan contentos porque en Chile hay nuevo aire, nueva juventud, hay harto espíritu de lucha y de conseguir lo que nos pertenece por derecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s